Consejos para no perderse en una ciudad

Independientemente de la confianza que le podamos tener a la tecnología a través de un GPS o un teléfono inteligente, nunca se sabe cuando nos quedaremos sin batería o sin… Leer más

Independientemente de la confianza que le podamos tener a la tecnología a través de un GPS o un teléfono inteligente, nunca se sabe cuando nos quedaremos sin batería o sin papel y lápiz para orientarnos en el camino de nuestra travesía.

Por eso te ofrecemos cinco consejos austeros para tomar en cuenta y recobrar la orientación en un lugar desconocido.

Antenas parabólicas de TV:

Por extraño que parezca, estos aparatos siempre apuntan a un mismo lugar. En caso de perderte puedes mirar los techos de las casas y notar que la mayoría de las antenas se dirigen a un sitio dominante.

Edificios religiosos:

Desde la antigüedad, los templos y edificios religiosos son lugares sagrados que se construyeron para aportar datos sobre la dirección.

Las iglesias cristianas están alineadas en dirección oeste-este con el altar mayor en el extremo oriental, de cara al lugar por el que sale el. Las tumbas suelen ser colocadas en esta dirección.

En el caso de las mezquitas para ubicarse hay que identificar el nicho en el muro, conocido como alquibla, que indica la dirección en la que hay que rezar y que suele apuntar a La Meca.

La dirección de las personas:

En las travesías por el Pacifico los navegantes aprendieron a seguir las aves. Un pájaro solitario suele actuar desenfrenadamente, mientras que un grupo sigue un patrón en su comportamiento.

La misma regla se aplica en los humanos. Si caminamos en dirección de la multitud puede ser que nos lleven a la estación del tren o a la parada mas cercana de autobús.

Alineación de las calles:

Las carreteras se construyen de acuerdo a los flujos de entrada o salida de una ciudad. Si estas en la búsqueda de un parque o un museo a las afueras del lugar, puedes guiarte en el sentido al que corren los automóviles.

Si estas en el norte o sur de la ciudad comprobaras que las principales vías tienden a llevarte de norte a sur o viceversa.

Guíate con las nubes:

Una de las mejores maneras para no perderse es ver en que dirección corren las nubes. Esta técnica es particularmente útil cuando nos metemos en el metro y salimos en otra parte de la ciudad por eso antes de entrar en el túnel, miramos al cielo y recordamos la dirección de las nubes.Cuando salimos en un lugar desconocido, volvemos alzar la vista y así podemos orientarnos.

Sin Comentarios.