Consejo para mujeres que viajan solas

Viajar sólo o sola abre los ojos y la mente, pero también puede crear ciertas paranoias infundadas. Si yo fuera mujer estoy seguro que me habría abierto los ojos y la mente todavía más. Está claro que el mundo sigue siendo muy machista y no contemplan de la misma manera a un hombre viajando solo que a una mujer haciendo lo mismo. Eso implica que la mujer deba tener las sentidos más abiertos para estar atenta a cualquier situación que ocurra.

  1. Averigua cuánto tiempo toma y cuánto cuesta llegar a tu hotel
    Este primer paso es básico para llegar en tiempo y forma hasta tu destino. Saber cuánto tiempo toma, los medios de transporte que te llevan y cuánto cuesta llegar hasta tu alojamiento te ayudará a evitar problemas como estafas en el taxi. Siempre antes de tomar un taxi pregunta cuánto costará el viaje y si el precio que te ofrecen no coincide con lo que sabes, puedes tomar otro coche.
  2. Lleva un teléfono celular siempre contigo
    Aunque suene algo obvio, no está de más recordarte llevar siempre contigo tu identificación, para lo que sea que haga falta, y un teléfono celular liberado, por si necesitas pedir ayuda o simplemente para mantenerte comunicada. Incluso es bueno que un familiar o amigo esté al tanto de tu viaje para que pueda llamarte en caso de que sea necesario. También puedes mantenerte en contacto con tu gente vía correo electrónico.
  3. Nunca digas que estás sola
    Hay quienes juegan a inventar su propio personaje cuando viajan solos, sin embargo, esto dependerá de tus ganas e imaginación. Lo que sí es importante es que nunca digas que estás sola, ni en tu hotel, ni cuando preguntes dónde queda algún sitio. Siempre puedes decir que estás con un amigo local.
  4. Chequea tus mapas antes de salir
    Un signo obvio de que alguien es turista y está solo es revisar mapas mientras se camina por la calle. Infórmate acerca de direcciones y transportes antes de dejar tu alojamiento.
  5. Conoce gente nueva, pero no confíes en todas las personas
    Viajar solo permite conocer gente nueva y hacer nuevos amigos, lo cual es maravilloso. Sin embargo, deja que tu instinto te guíe y te ayude a saber en qué tipo de personas puedes confiar y en quiénes no, porque lamentablemente también cruzarás en tu camino a gente que no tiene las mejores intenciones.

 

  1. Pregunta y aprende sobre tu destino de viaje con los locales
    Viajar a un destino turístico desconocido permite absorber la cultura y las costumbres del lugar, escuchar anécdotas e historias coloridas, y aprender sobre monumentos y rincones especiales, entre otras bondades. Sin embargo, si deseas volver a tu ciudad de origen con la mente y el corazón enriquecidos, debes comunicarte con los locales y preguntar sin tapujos lo que desees saber. Pregunta con ganas y escucha con atención.
  2. Si sales de noche, manéjate en taxi o camina por lugares públicos
    Es interesante conocer la vida nocturna de los lugares, frecuentar pubs, bares y discos. Sal y diviértete, pero muévete en taxi o si andas caminando, hazlo por lugares públicos, donde siempre haya gente.

 

Sin Comentarios.